Home | Register | Sign In Español Ingles
Tienda Demo
Store Logo
Variety
Search by Supplier
En el siglo VI A.C., el famoso poeta lí­rico Anacreonte de Grecia, cantaba que el curativo bálsamo de rosas serví de alivio al corazón que latí agonizante por las penas.
De acuerdo con el farmacólogo del siglo XVII, N. Culpeper, “los pétalos secos de la rosa roja, en tintura o en polvo, ayudan a aliviar las menstruaciones abundantes, la hematemesis y otras formas de hemorragia. Las infusiones de rosas en vino, alivian los dolores de cabeza, dientes, ojos, oí­dos, garganta y encís. También curan el dolor del abdomen y del útero”
Los poderes curativos de esta flor eran también ampliamente conocidos en Asia. En el más antiguo y conocido Libro Chino de Plantas Medicinales, las rosas eran consideradas como “efectivas contra la hidropesí y la constipación”.
En años más recientes, según nuestra investigación, se ha comprobado que la flor del rosal, contiene vitaminas A, C y P y posee efectos medicinales, como son el alivio del estrés, producido por la fatiga, la tensión en los hombros, el insomnio, el dolor de estómago y el nerviosismo. Y, además de todos sus efectos medicinales, un bouquet de rosas puede, ciertamente, brindar sosiego en un duro dí de estrés y hacer tu vida mucho más luminosa.